¡HAN VUELTO! (o nunca se fueron)

Esglesia feixistaA veces, por casualidad, algún suceso nos confirma el acierto de lo que estamos haciendo, como por ejemplo el nombre de este blog. ¿Por qué unimos Historia y Memoria? Porqué en el día a día, la proximidad nos impide tener perspectiva, que sólo podemos conseguir recurriendo al recuerdo guardado (memoria) de la historia.

Leo en el periódico (Avui: 3.3.2014) el texto del Régimen Interior de los Batallones de Trabajadores (disciplinarios) firmados por Franco el 23.12.1938: “Los batallones de trabajadores tendrán como objetivos principales: la compensación de la carga originada por la sustentación de los prisioneros, la de contribuir a la reparación de los daños y destrozos perpetrados por las hordas marxistas y la de conseguir la corrección del prisionero”. E inmediatamente me viene a la mente la situación actual.

En efecto: Los afectados por la crisis han de cargar con su propia miseria (por ejemplo, con el recurso a las reservas de la Seguridad Social, en vez de aumentar la fiscalidad de quién más tiene, en especial gracias a que hace años que defrauda y evade); los afectados han de sacrificarse para reparar los daños que otros han hecho (Franco decía que eran las hordas marxistas las que habían destrozado lo que en realidad habían bombardeado los aviones de la Cóndor, al igual que juzgaba y condenaba a muerte a políticos de un gobierno legal, imputándoles el delito de “rebeldía”), ¿o es otra el rescate de los bancos?; y finalmente, los afectados por la crisis, no sólo han de pagar los excesos de otros, sino que se ven impelidos al adoctrinamiento, a un alud de leyes retrógradas y a un retorno al estado confesional.

Por ley de vida, no son los mismos, pero como dice el refrán: “de tal palo, tal astilla”. ¡Qué poco hemos cambiado! Amén.

About: antoni


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.