ANATOMÍA DE UNA SECUENCIA -6: El padre de Felipito

Vamos pues con Nicolás Rodriguez, a quién erróneamente se considera como mejicano (Wikipedia), dada su actividad durante el exilio posterior al rodaje de Sierra de Teruel. Más honestamente, el blog Sensacine le atribuye un origen “indefinido”.

Las prisas y la precariedad en la que se rodaron las últimas escenas, ya en Francia, pueden dar origen a la confusión de personajes. Así, en el guión original (tomando como tal el excelentemente publicado por la Filmoteca Valenciana), aparece en los créditos el personaje de MERCERY, interpretado por Nicolás Rodríguez. Pero en la ya para nosotros familiar escena XXVI, a quién interpreta dicho actor es a GARCÍA. Ello coincide con la novela de Malraux L’espoir, ya que en ella dicho personaje es el director de la Información Militar, dando sentido a que en el film pregunte por las razones por las que los miembros de la escuadrilla están en ella.

La confusión crece al consultar distintos guiones, pues en algunos (Gallimard, 1996), se atribuye a Rodríguez el personaje del piloto MARQUEZ, dado que aparece así también en los créditos de la propia película.

En otra escena, sin embargo, no se produce tal confusión: en la secuencia II, durante los honores a Marcelino, el aviador muerto, sí aparece Nicolás Rodríguez (en el guión, sin nombre: “El Otro”: la pizarra del pueblo, nos entierran en su cementerio…), mostrando un cierto rango entre los miembros de la escuadrilla, el que correspondería a García.

Nicolás Rodríguez era ya actor cuando se unió al rodaje. Había rodado La señorita de Trévelez en 1936, dirigida por Edgar Neville. Colaboró en Sierra de Teruel durante la guerra civil (secuencia II), y posteriormente en el exilio (secuencias XXVI y XXVIII). Luego, en su exilio en México continuó su actividad, llegando a fundar, con su hermano Roberto, la productora Rodríguez Hermanos. También siguió interpretando, como su papel de abogado en el película En la palma de tu mano (Méjico, 1951) dirigida por Roberto Gavaldón.

 

 

 

Al parecer, y sin mayor profundidad en la deconstrucción, su hijo Nicolás Rodríguez Jr. siguió sus pasos, como por ejemplo en el film mejicano de 1955, Las engañadas, dirigida por Juan Bustillo Oro, en el papel del niño Felipito.

Cierro aquí este hilo, para seguir con el que considero más fecundo: La S de serpiente, que espero iniciar en pocos días. Seguid diciendo que os gusta, y comentando. ¡Tiene premio!

About: antoni


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.